Entradas

Mostrando entradas de junio 29, 2008

Refranero de Julio y el santoral.

Imagen
En julio ¿dónde anda el mozo? En la acequia o en el pozo.
Julio caliente, quema al más valiente. Dice el labrador al trigo: para julio te espero, amigo. Junio y julio, la hoz en el puño.
En julio es mi trigo y en agosto el de mi amigo. En julio, beber y sudar, y el fresco ni merece buscar. Un julio normal seca el manantial. Julio, lo verde y lo maduro. En julio, el melón echa color. Si en julio vienen solanos se va el fruto de las manos. Julio triguero, septiembre uvero. Julio calorero, llena bodega y granero.

Por Santa Ana no hay borrica mala y por Santiago no hay mal caballo.
Si llueve por Santa Ana, llueve un mes y una semana.
Si quieres sandías por Santiago, siémbralas para San Marcos.

Por Santiago, el buen nabo debe estar sembrado.
Lluvia por Santa Margarita, más que dar, quita.
Por la Magdalena, recoge tu higuera.
De la Virgen de julio a la Virgen de agosto, la sardina está en sazón

A segar los campos

Imagen
En gaibiel se comenzaba la tarea de la siega apenas los trigos secaban, más o menos por el día de San Juan o San Pedro. Iba toda la familia a segar: hombres, abuelos y chicos. Si la mujer se quedaba en casa, se solía venir a comer al pueblo; y si iba a segar, se llevaba la comida al campo. Generalmente eran las abuelas las que se quedaban en casa cuidando a los niños de toda la familia entre ocho y doce pequeños. Si alguno caía malo, iban a segar sus tierras los familiares una vez que habían concluido las suyas.

Muchos hombres de aquí iban de obreros a otros pueblos para la siega. Concluída la siega aquí, las cuadrilla se aprestaban a marchar a Aragon. De buena mañana los hombres -con sus atos y herramientas- salían camino de Caudiel para coger allí el tren que les llevaba a "tierras bajas" y al bajo Aragón. Estaban fuera entre seis y ocho semanas según el número de campos y poblaciones a las que acudían. Cumplidos los 14 o 15 años ya se consideraban aptos para coger la hoz.