Entradas

Mostrando entradas de noviembre 23, 2008

El refranero de noviembre y el santoral.

Imagen
A primeros de Noviembre, tu fuego enciende.
Marzo trae la hoja y noviembre la despoja.
Nieblas de noviembre trae al sur en el vientre.
Noviembre y enero tienen un tempero.
De mitad de Noviembre en adelante, el invierno es constante.
Noche clara y sosegada habrá escarcha o rociada.
Noviembre es de estío la puerta del frío.
En acabando Noviembre, quien no sembró que ya no siembre.
Quien cava en Noviembre el tiempo pierde.
Noviembre acabado invierno empezado.
La viña floja en noviembre se poda.
Quince días antes de los Santos y quince días después, sementera es.

Noviembre dichoso mes que empieza con los Santos, media con San Eugenio y acaba con San Andrés.
Por los Santos nieve en los altos, por San Andrés nieve en los pies.
El día de difuntos, memoria y frío, van al cementerio juntos.
Por San Martín el invierno viene de camino, si le dices detente pega por San Clemente, mas aunque venga retrasado por San Andrés ya ha llegado.
Por San Martín sólo siembra el ruin.
Por San Eugenio las castañas al fuego, la …

Celebrar el Pilar

Imagen
Como quiera que los repobladores de este solar, tras la expulsión de los moriscos, fueran traídos en su mayoría del reino de Aragón, trajeron consigo -no sólo sus humildes atillos y reatas de animales- sino sus más preciadas tradiciones y, entre ellas, una tierna devoción a Ntra. Señora del Pilar que ha pervivido hasta nuestros días.

La secular raiz de esta piedad la evidencia el que sin duda es el más antiguo de los retablillos cerámicos que se exiben en las calles de Gaibiel. Sito en la calle mayor, esquina con uno de los callejones que a ella confluyen, en la fachada de lo que antaño fue la taberna del tio Eliseo. El vetusto azulejo representa a la Virgen sobre el pilar, con el divino niño en brazos y de fondo la ciudad del Ebro. Sobre la cerámica se conserva aún una sencilla palometa que servía para colgar el humilde candil, que con su tenue llamita ardía en rogativa en tiempos de bonanza y de adversidad; siendo de estos los más temidos las traumaticas guerras deciomonónicas que …