Entradas

Mostrando entradas de junio 22, 2008

Fiesta de San Pedro Apóstol

Imagen
La solemnidad de San Pedro era en gaibiel una fiesta muy grande. La víspera había volteo general de campanas ya a echar bola
Todas las niñas estrenaban “bata” ese día… de modo que cualquier retal era bueno para darle unos pespuntes y a correr. Bueno mejor dicho, a Bailar; porque este era el primer día de baile del verano. Desde esta fecha hasta el fin del verano, había baile suelto con las guitarras en la plaza todos los domingos por la tarde y por la noche con la música. Costumbre contra la que no pudo la pertinaz oposición del cura, que en los 2 ó 3 años inmediatos a la posguerra, por razones de moralidad pretendía que no se celebrase. Entonces algunos mozos y mozas se iban a San Blas o a la carretera a mover el esqueleto ¡Ojos que no ven, corazón que no siente! Al final el cura hubo de renunciar a su pretensión y vuelta a la tradición.

En la plaza el baile empezaba a las 10, se hacía delante del ayuntamiento moderno un “rogle” de sillas con los musicos, los cantores detrás. Los danza…

La jocosa noche de San Juan: de arrastres y trabas.

Imagen
Desde la llegada de los primeros calores comenzaban en Gaibiel las noches de sentarse a la fresca, de sacar la sillita a la calle y reunirse con los vecinos para hablar y hablar sin atender al reloj del campanario. Ya podía martillear las horas que no había prisa.
Con el verano y las vacaciones escolares la -ya de por si habitual- gana de divertimento y juego de los niños se incrementaba. Y la tarde- noche de la víspera de la natividad del Bautista se hacía ya incontenible. Los mas de 30 niños de Gaibiel esa noche hacían estremecerse al pueblo con el tronar del arrastre de latas y esquilones. Las calles, por un día, eran literalmente tomadas por la chiquillería. Desde días antes iban los críos recogiendo de acá y acullá, en casa propia y de los abuelos: las latas, perolas picadas, sartenes viejas... Una vez requisadas, las ensartaban pacientemente en una cuerda o con un alambre largo para poder arrastrarlas con mayor comodidad. El objetivo era, a poder ser, el hacer más ruido que los …