lunes, 2 de febrero de 2009

Los instrumentos para medir y pesar

El sistema de trueque, que regía en las sociedades rusticas, buscaba equidad y objetividad en las transacciones con el empleo de unidades e instrumentos de medida. Unidades que se han empleado en los intercambios de nuestros antepasados secularmente y para nosotros -hoy- en desuso y desconocidas. Hagamos un intento de aproximación a las más empleadas en Gaibiel, como en cualquier sociedad agrícola del pasado.
Medidas de superficie. Las unidades para medir la superficie, en las poblaciones agrarias, eran muy importantes por cuanto la subsitencia dependía del cultivo. Tradicionalmente para medir superficies grandes se empleaba como referencia el mismo trabajo del labrador (el jornal...), o cantidad de simiente necesaria para la sembra de una viña o bancal (como el cuartal...), etc. Las más usadas eran:
El jornal: era la medida casi exclusiva de las viñas, equivale a medio cuartal, o la superficie que un jornalero era capaz de cavar en un día.
El cuartal: Era la cuarta parte de una fanega, equivale a unos 450 m2, si bien esta estimación podía variar entre unos 400 y 500 m2 dependiendo de la zonas en que se ubicase el terreno. También se denominaba Cuartilla a la cuarta parte no sólo de la fanega sino de una cantara, una arroba, o un pliego.
La fanega: Eran cuatro cuartales de tierra. Solía hablarse de fanegadas o fanegas de puño o de sembradura, aludiendo al espacio de tierra que se puede sembrar con una fanega de trigo.
Carros de abono: Por cada cuartal de tierra estimaban necesarios cuatro carros.
Vara cuadrada: se empleaba para superficies pequeñas, como la bodega o la cuadra.

Medidas de peso y capacidad.
Arroba: 25 libras
Libra: 16 onzas
Cuarterón: 4 onzas
Onza: 1/32 Kg.

Medida de los áridos y granos. Se medían por volumen y no por peso como se acostumbra en la actualidad. Normalmente se empleaban cajas o cilindros de madera (porque difícilmente se deformaba).
Almorzada la cantidad que cabe en el hueco de las dos manos juntas.
Cuartal: se empleaba para medir el trigo, la cebada, el centeno... su capacidad variaba según el grano. El cuartal de centeno en grano daba 10 kg. El de trigo 11,5 kg. Y el de cebada 8 kg.
Celemin: Era la medidad usual de los áridos y contenía cuatro cuartillos, su capacidad era equvalente a 4.625 mililitros. Se denominaba Celemimada a la porción de grano que colmaba esta medida.
El cuartillo: era la cuarta parte de un celemin, de un azumbre o de un real. Acostumbraba a usarse para la venta de semillas... Los cuartillos solían tener unas marcas exteriores a fin de poder hacer las divisiones del medio cuartillo y del cuartillín (¼).
También hay otras unidades como el celemín y el medio.
Maquila: Era la porción de grano, harina o aceite que cobraba el molinero. Medida utilizada por el molinero para cobrar el precio de la molienda o maquilar.
- Un cuartal = 3 celemines = 6 medios = 24 maquilas
- Un celemín = 2 medios = 4 cuartillos = 8 maquilas
Medidas de los líquidos se distinguía entre el aceite y cualesquiera otros líquidos. La razón era obvia, el aceite tenía un coste más elevado. El aceite si se vendía al por mayor se medía por arrobas, y al detalle por cuartillas.

Arroba: peso de 25 libras de 16 onzas. El arrobal solía contenerse en odres( cueros cosidosy empegados que servían para contener los líquidos).
Azumbre: era la octaba parte de una arroba.
Las medidas de los líquidos derivan de los recipientes que, en principio servían para contenerlos, pero acabaron convirtirse en unidad de medida.

Cántara o cántaro: era una vasija grande, de boca angosta, ventruda y con una o dos asas. Su capacidad venía a ser de 16 litros, los múltiplos eran:
- el Cañado, equivalente a dos cántaros.
- el Miedro, que equivalía a doce cántaros.


Los divisores del cántaro eran:
- la media cántara, equivalente a 8 litros,
- la cañada o cuartilla, equivalente a cuatro litros,
- y el cuartillo, que equivale a medio litro.

Medidas de peso
Para la medición de pesos, desde la romanización de al península, se han empleado dos tipos de balanza: la de brazos iguales con platillos y un sistema de pesas y la de brazos desiguales o romana.
El instrumento más utilizado para pesar en las transacciones fue la romana. Las había de diferentes estilos, con o sin platillo. Mientras que en las abacerías se utilizaba la balanza.
Sin embargo la mayor parte de los productos se vendía por capacidad, debido a que era más sencillo, rápido y a su vez, se prestaba menor fraude. Las más comunes eran:
Cuarterón: equivale a ¼ de libra
Libra: equivale a 16 onzas, o sea, 460 grs.
Arroba: equivale a 25 libras, o lo que es lo mismo 11,5 kg.
Quintal: equivale a 4 arrobas, o sea 46 kg.

Medidas de longitud
Los rústicos criterios de medida para cuantificar la longitud recurrían a unidades lineales, cuyo origen ha de buscarse en las antropométricas, es decir, en las diferentes dimensiones del cuerpo humano (el pie, el codo, la mano...), o en las acciones que desarrollar el hombre (las distancias que es capaz de recorrer en una jornada, la cantidad de producto que puede transportar, etc) o en las actividades que podían realizar los animales domesticos que le auxiliaban en sus tareas agrarias (por ejemplo, la superficie de terreno que un animal podía arar en un día...).
Algunas de esas unidades de medida de la longitud más usuales, en nuestra tierra, fueron las siguientes:
Legua: equivalente a unos 5.500 metros. O sea, el camino que se podía recorrer aproximadamente de media en una hora.
Milla:era un1/4 de legua.
Estadal: equivale a 3,36 m
Braza: es la longitud de los dos brazos abiertos y se traduce por dos varas
Vara: es igual a 84 cm. Múltiplos de la vara son el estadal, que equivale a cuatro varas y la braza, que equivale a dos varas. Divisores de la vara son:
- el palmo o la cuarta, igual a ¼ de vara o 21 cm.
- y el furco o media cuarta, abertura de los dedos índice y medio.
Jeme : distancia entre el dedo pulagar y el dedo índice, separando uno del otro todo lo posible.
Pulgada: es la sexta parte del palmo. Se mide con la falange uñada del dedo pulgar.
El dedo: medida variable según cual se empleara: “dame un listón de un dedo de ancho”. El dedo índice era el que se solía usar como medida de longitud.
Brazada: capacidad de leña, paja o hierba que puede abarcarse entre los dos brazos de un hombre de constitución normal.